“A” de “Amneris”, “A” de “Aprender”

La letra “A”, no se por qué, siempre me remite a mi nombre. Mi documento de identidad dice que me llamo “Amneris”. Mi nombre no tiene un significado como la mayoría de los nombres que en tal o cual lengua significican algo. Cuando me di cuenta que mi nombre estaba “vacío” me puse triste, pensé en que mi nombre reflejaba lo que yo muchas veces siento en mi vida: “un gran vacío”. Pero luego me di cuenta que en verdad era una fortuna tener un nombre “vacío” y una vida “vacía”, porque podía llenarla con lo que yo más quisiera. Si mi vida hubiera venido llena desde el principio, no tendría la misma gracia, y a pesar de que no es fácil llenarla y de que la mayoría de las veces me siento perdida y sin tener siquiera un rumbo claro, creo que es parte del camino que me tocó, y que elijo transitar.

Hace un tiempo comencé a preguntarme cómo podía llenar mi vida, no es que antes no intentara llenarla, sino que no me lo había planteado conscientemente de esa manera. Empecé a tratar de averiguar cuál era mi pasión, qué era lo que realmente me movía el piso, qué era aquello en lo que quería poner todo mi esfuerzo. Al principio creía que una pasión tenía que estar ligada a una profesión, pero me era imposible verme haciendo una sola cosa toda la vida. Más adelante me desepcioné y creí que yo no tenía una pasión, veía a mi alrededor a todas aquellas personas que llevaban adelante sus sueños, con tanta seguridad y convicción, que creía que yo no tenía ninguna pasión, porque no encontraba una actividad en la que fuera realmente constante, y la cual quisiera hacer con seguridad el resto de mi vida. A decir verdad, muchas veces sentí pasión por diversas cosas, en la facultad, la mayoría de materias despertaban en mí entusiasmo, y con cada una de ellas sentía que eso era a lo que me quería dedicar. Ya desde más chica había comenzado con la pasión por el arte, principalmente por la música y el teatro. También siempre me apasionaron las relaciones con otras personas, las buenas charlas o simplemente compartir momentos.

Hace unos años empecé a apasionarme más seguido y por muchas cosas, me apasionó correr y superarme a mi misma en cada kilómetro que lograba alcanzar, me apasioné por nadar, y yo digo que “nací de nuevo” dos veces al descubrir el buceo y los viajes, ya que mi forma de ver el mundo cambió radicalmente. Me apasioné por pequeñas cosas y por grandes sucesos. Empecé a amar andar en bici, a acercarme más a la naturaleza, me apasioné también por la permacultura y por querer ser autosustentable. Me enamoré en cada oportunidad que tenía un libro entre mis ojos y decidí millones de veces que quería dedicarme a escribir. En cada nuevo descubrimento decidí que quería pasar el resto de mi vida haciendo eso, y aunque lo nuevo no tapaba a lo viejo, las decisiones eran tan fuertes y certeras como efímeras. No podía decidirme por nada, me sentía realmente perdida.

Fue un gran cambio también cuando dejé el trabajo al que hacía 3 años iba, no porque odiara lo que hacía (de hecho me apasionó también por momentos hacerlo), sino porque había dejado de tener las riendas de mi vida, a decir verdad siempre las tuve, pero creía no tenerlas, me sentía presa, y en vez de decidir algo, simplemente me quedaba ahí, sin cambiar nada, sin tomar en serio mi libertad, sufriendo y llorando…Fue un gran cambio porque de repente tenía toda mi vida por delante y nada escrito en ella, ni para el día siguiente, ni para la semana siguiente, ni para el otro mes, ni para el próximo año; lo cual me dio felicidad y fobia a la vez. Toda esa libertad que súbitamente fue palpable me hizo pensar muchísimo, (en verdad siempre pienso millones de cosas, y todas a la vez, pero en esta oportunidad algo era diferente). Creo que me ayudó mucho también comenzar a realizar Yoga (con lo que, obviamente, también me apasioné), ya que empecé a percibir las cosas, y principalmente a mí misma de otra manera.

Desde siempre, pensar y escribir fueron cosas en paralelo para mi, suelo tener miles de papeles escritos con mis pensamientos por todos lados. Uno de esos días, en los que estaba “preocupada” por encontar mi pasión comencé a escribír mucho, cuando hago eso las palabras brotan sin mediación desde adentro, y las ideas suelen aclaráseme un poco. Al final de esas líneas descubrí cual era mi verdadera pasión, qué era aquello que de a poquito iba llenando mi vida. No había forma de elegir una única profesión, ni un deporte, mucho menos un trabajo, tampoco un hobbie. Descubrí que mi pasión podía englobarse en la palabra “aprender”. Me di cuenta que todo lo que regía mis pasiones estaba motivado por aprender; por crecer espiritual, sentimental y mentalmente; por superarme día a día; por descubrir que las cosas no son de la manera que yo creía; por sorprenderme, por deslumbrarme a cada instante con lo que la vida tiene para ofrecer y el mundo tiene para mostrarme; por lo que con cada persona y cada situación puedo crecer, abrir la mente y ver de una nueva forma las cosas.

Por alguna razón no puedo encontrarle un cierre a esta primer publicación del juego “Días de Abecedario”, tal vez porque es ante todo un comienzo, una sensación de que nada está dicho… Y aunque siento que aun no tengo un rumbo claro y preciso en mi vida, sí puedo decir que tengo un “sentimiento de meta”, y no se que caminos iré transitándo para llegar a ella, pero me siento feliz por haberla encontrado…

———————————————————————————————–

¿Qué es Días de Abecedario?

Es un juego en el cual escribimos durante 26 días utilizando cada una de las letras del abecedario. Revolvemos recuerdos, posamos la mirada en los detalles, imaginamos, escribimos sobre viajes verdaderos, internos, poblados. Escribimos sobre calles, sombreros, tortas de manzana, aromas, detalles pequeños, sensaciones, pájaros, utilizando las letras del abecedario.

Anuncios

Una respuesta a ““A” de “Amneris”, “A” de “Aprender”

  1. Amneris! Me siento identificada con muchas de las cosas que describis. Creo que a algunos nos lleva toda la vida descifrar que queremo hacer de ella. En eso estamos 🙂

Me gustaría que me dejes un comentario, una crítica, una opinión o lo que quieras. Gracias :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s