Cómo hacer tu propio compost

¿Por qué hacer nuestro propio compost?

“Delito ecológico es fabricar envases no biodegradables, complicidad es traficar esa mercancía y guardarla en la bolsita de plástico es encubrimiento”

NO son basura los desperdicios de comida, cáscaras de fruta, los restos de poda, recortes de cocina, tierra, etc… Éstas son todas cosas útiles, naturales que deberíamos conocer todos y manejar correctamente. Pueden ser transformados en gas combustible y/o abono para la tierra. Pero éstos deben estar separados de los residuos inorgánicos, ya que lo que contamina es la mezcla de los desperdicios cuando se los coloca en un solo lugar.
Al haber materia orgánica mezclada con materia inorgánica  se produce la muerte de los organismos vivos y comienza a crearse la contaminación, las enfermedades y el mal olor.

Clasificación de residuos:

Orgánicos:

Pueden ser degradados por acción biológica. Su inadecuado manejo puede conducir a la contaminación del suelo, del agua y el aire que a su vez puede generar focos infecciosos y atracción de enfermedades.

Inorgánicos:

Aquellos formados por desechos poco alterables por acción biológica, considerados en forma amplia como “no biodegradables”; éstos pueden ser plástico, vidrio, cerámica, materiales sintéticos, metales, etc.

¿Qué es un compost?

Es un proceso de transformación aeróbica controlada de los materiales orgánicos contenidos en los residuos por medio de la actividad de bacterias.

Dos grupos de bacterias:

Aeróbicas:

Viven CON oxígeno, lo consumen y liberan dióxido de carbono. Huelen a tierra, a espacio abierto, lluvia, bosque, presentan olor agradable. Limpian, desodorizan, desinfectan, son necesarias en la piel y en los alimentos.

Anaeróbicas:

Viven SIN oxígeno y eliminan otros gases (metano, ácidos grasos, etc). Éstas producen olor desagradable y son insalubres. Nuestro olfato nos dice que NO conviene acercarse a ellas. Entonces debemos evitar las bacterias aneróbicas por razones de salud y por calidad del producto final.

¿Cómo armar y qué cuidados tener con nuestra compostera?

Entonces, lo que necesitamos es hacer que nuestro proceso sea aeróbico, es decir, tenga oxígeno, que esté aereado, para NO generar malos olores ni contaminación. Para lo cual hay que tener en cuenta lo siguiente:

-El recipiente que usemos tiene que tener agujeros en la parte de abajo, es decir, debe tener un buen drenaje, para evitar que en la parte inferior se generen bacterias anaeróbicas.

-Cortar en pequeños pedazos los residuos, para permitir el ingreso de oxígeno entremedio del copost. El tamaño ideal es entre 1 y 3 centímetros.

-Mezclar basura húmeda con seca. La húmeda son los desperdicios de cocina, como cáscaras de frutas, restos de verduras, cáscara de huevos, yerba, saquitos de té (ricas en nitrógeno), y la seca son por ejemplo papeles, cartones, virutas, pasto y hojas secas (ricas en carbono). Mezclando ambas basuras se mantiene permeable al aire, no se seca, no hace olor y se descompone rápido.

-Tapar nuestro recipiente para que no le caiga la lluvia. Ya que si se moja  se tapona el paso del aire. Es decir, debe estar humeda pero no mojada. Al tocarla debe enfriar la mano, no mojarla.

-Agregar como mucho 8 cm de mezcla por día, para que no se tapone abajo por la presión.

-Y algo muy IMPORTANTE, es mezclar de vez en cuando, así ingresa aire y en el caso de que haya malos olores, justamente mezclando es como hacemos que las bacterias aneróbicas mueras y sólo queden las aeróbicas, ¡y así el mal olor se va!

-Cuando recién empezamos tenemos que ponerle un poco de tierra para mezclar con los residuos y ayudar al compostaje.

-¿Con o sin lombrices? No son indispensables para que se realice el proceso, pero si ayudan a que haya más bacterias aeróbicas, con lo cual el proceso termina siendo más rápido, y la tierra de mejor calidad.

Esta es mi compostera, cada uno puede hacerla con lo que tenga a mano. Recordar que abajo hay que hacerle agujeritos!

Esta es mi compostera, cada uno puede hacerla con lo que tenga a mano. Recordar que abajo hay que hacerle agujeritos!

Primero voy tirando los desechos en el de arriba, y cuando se llena lo paso abajo, para esperar a que termine el proceso.

Primero voy tirando los desechos en el de arriba, y cuando se llena lo paso abajo, para esperar a que termine el proceso.

Materiales a compostar:

-Restos de verduras y frutas

-Cáscaras de huevo

-Yerba

-Saquitos de té, café o mate cocido (pueden ir enteros)

-Restos de poda, hojas, pasto

-Tierra, polvillo, telas de araña

-Pelos, plumas

-Estiércol de aves, animales de corral, coballos, tortugas (NO de gato, ni de perro)

-Aceite embebido en papeles

-Telas naturales (algodón, lana, seda)

-Papeles y cartones blandos (diarios, cartón de pizza, caja de huevos, rollo de papel higiénico)

-Arena, tierra

-Si está hubicado cerca de la casa NO poner resto de comida cocinada.

Reflexión:

Debo confesar que la primera vez que eché los residuos en mi compostera me daba un poco de asco, eran restos de comida, y yo estaba acostumbrada a tirarlos a la basura, cerrar la bolsa y dejar que el basurero se los lleve. Poner las primeras lombrices en el compost (sacarlas con mi mano de la tierra para llevarlas a mi casa en un tarrito) también me dió impresión. Sin embargo a medida que pasaban los días, e iba sintiendo ese olorcito a tierra que emanaba cada vez que revolvía la comportera, comencé a dejar de desentir asco, y comencé a sentir aprecio, ese “manojo de desechos” empezó a parecerma realmente agradable y a hacerme feliz, ya que sentía que realmente estaba haciendo lo que tenía que hacer, lo que siempre tenia que haber sido: que la naturaleza volviera a la naturaleza. Y aun mi felicidad fue mayor, cuando de esa misma tierra, comenzaron a nacer mis primeras plantas, de las cuales pude cosechar y comer…En verdad hacer mi propio compost es mucho más que no contaminar, es hablar con la tierra de igual a igual, contactarme con ella en forma directa, y sentir satisfacción por hacer las cosas como realmente deben ser.

El primer tomate :)

El primer tomate 🙂

———————————————————–

Bibliografía:

Antonio Urialdes Cano (degrabación del curso de Huera Jungla) -“Reciclaje de basura. Compost, lombricultura, plásticos, pilas” – Colección permacultura

Ing. Agr. Pellegrini Edith Andres y Otros – “Capacitación para el resiclado de residuos orgánicos. Fuente de sustraros, abonos y acondicionadores de suelos degradados” – Agosto 2008

Anuncios

2 Respuestas a “Cómo hacer tu propio compost

  1. hola soy jose humberto, vivo en las tejerias del estado aragua venezuela…. me gusta mucho tu articulo, veo que es facil la elaboracion del compost y lo explica muy bien……ya empezare a elaborar mi compost para luego sembrar en el huerto….-pense que era mas complicado……te estare avisando de mi experienza……

    • Hola José, me alegro mucho que te haya servido el artículo. Realmente es muy simple, y muy satisfactorio, asi que espero que me cuentes tu experiencia! 🙂 Abrazo!

Me gustaría que me dejes un comentario, una crítica, una opinión o lo que quieras. Gracias :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s